HomeComer y Beber10 hábitos alimenticios saludables para otoño

10 hábitos alimenticios saludables para otoño

El verano vino y se fue, y con él, la presión de tener un “bikini body”. Sin embargo, la necesidad de mantenerse saludable es para todo el año. Empecemos el otoño con el pie correcto con estas 10 recomendaciones

El otoño regala deliciosos frutos -como las manzanas, los arándanos y las calabazas-, pero también es la temporada de las golosinas favoritas de las fiestas. Estos 10 consejos pueden ayudarte a escoger alimentos saludables durante esta temporada (y todo el año).

Al hacer la compra

1. Evita ir de compras cuando tengas hambre. Si vas de compras mientras tienes hambre, impulsivamente podrías comprar alimentos menos saludables.

2. Utiliza la etiqueta de Información Nutricional para comparar alimentos y determinar qué es mejor para ti. Escoge alimentos con un mayor contenido de fibra dietética, vitaminas y minerales y con menos grasas saturadas, grasas trans, sodio y azúcares añadidas.

3. Verifica el tamaño de la porción cuando compares las calorías y los nutrientes en distintos productos alimenticios. Algunos recipientes pueden contener varias porciones.

4. Usa la información sobre las calorías para comparar productos y para determinar qué cantidad de un alimento puede ajustarse a tu dieta.

Cuando estés en casa

5. Planifica tus comidas con anticipación y asegúrate de que incluyan los cinco grupos de alimentos (frutas, verduras, granos, alimentos proteicos y lácteos).

6. En lugar de freír los alimentos, trata de hornearlos, asarlos o cocinarlos al vapor.

7. Colecciona recetas sencillas y saludables.

Al comer fuera de casa

8. Busca información sobre calorías y nutrición. Esta se puede encontrar en los menús o en los tableros de menú de los restaurantes y otros establecimientos de alimentos que forman parte de una cadena de 20 o más localidades. Muchas cadenas de restaurantes también incluyen información nutricional en línea, por lo que puede consultar sus sitios web para obtener la información nutricional de sus productos antes de salir de casa.

9. Los aperitivos y los platos de acompañamiento pueden añadir muchas calorías a una comida. Las frutas y las verduras al vapor, asadas o a la parrilla suelen ser opciones bajas en calorías. Al contar con información sobre las calorías, puedes tomar la decisión que mejor se ajuste a tus necesidades.

10. Cuando leas los menús, evita la tentación y manténte atento a palabras como “cremoso”, “frito”, “empanado”, “rebozado” o “con mantequilla”. Los alimentos con estas descripciones son típicamente más altos en calorías y grasas saturadas que los alimentos descritos como horneados, asados, al vapor o a la parrilla.

Previous post
Cena. ¡Al son de la clandestinidad!
Next post
Gastronomía. Comida saludable en un mundo rápido