HomeComer y BeberBebidas“It Was All a Dream”: Conoce al creador, Darnell Holguín

“It Was All a Dream”: Conoce al creador, Darnell Holguín

NUEVA YORK. En Fifty en el West Village, el gerente del bar, Darnell Holguín, presenta cócteles con influencias latinas para maridar con la cocina de estilo New American del chef Luis Jaramillo – y él sabe lo que hace. El nativo del Bronx ha estado laborando detrás del bar desde que tenía sólo 18 años. “No tenía experiencia alguna. Yo estaba recién salido de un curso de dos días.”, dice. “Tuve que hacer un Martini para una persona mayor que claramente los había bebido desde siempre y cuando  dijo: ‘Es el mejor Martini que he tomado’ quedé enganchado”.  Desde ahí, estuvo trabajando en actividades privadas –en la fiesta de lanzamiento del libro de Junot Díaz, “La Breve y Maravillosa Vida de Oscar Wao” –tanto en bares como Mamajuana Café, el ahora cerrado Theatre Bar and Donatella, Gin Bathtub, y ahora en el casi escondido Fifty.

El It was All a Dream se sirve de la manera que se haría en la Rep. Dom.: En un vaso de aluminio con mucho hielo.

Este chef trajo un estilo singular a la escena del bartending en NY; pero en ningún cóctel está ese estilo singular más presente que su cóctel de entrada a la competencia de Bacardí Legacy: “It was All a Dream!”. Este le hizo ganador del concurso de la Costa Este y lo llevará a Alemania el próximo mes para la final mundial. “It was All a Dream!” combina el perfil a base de hierbas de la clásica bebida dominicana “mamajuana” con la popular bebida de desayuno “morir soñando” y, por supuesto, también está el Bacardí 8. Como parte de la competencia, tiene que crear la marca y comercializar este cóctel a un público tan amplio como sea posible a través de medios sociales, turnos de invitados en diferentes bares e incluso camisetas. “Es lo mismo que cuando se está promoviendo una gran fiesta”, dice. “En este caso, la fiesta es el cóctel.”

El It was All a Dream se sirve de la manera que se haría en la República Dominicana: En un vaso de aluminio, y con mucho hielo.

 

EM: ¿Cuál fue el camino para hacer un cóctel ganador?

Darnell Holguín: Esa es una buena pregunta, porque te aseguro que no lo vi venir. Yo diría lo que ganó fue la historia detrás de él. Se considera que en cada cóctel que ha dejado huella  en la historia, hay algo que se vincula a él que te hace conectar -ya sea que se creó en un hotel que tenía un determinado invitado que influyó en él o algo parecido.

Cuando se trata de hacer un cóctel ganador, tú quieres hacer cosas relacionadas contigo. Todo en esta bebida es literalmente todo con lo que crecí. Tiene el componente morir soñando; Tiene el componente mamajuana; Tiene el vaso de aluminio con la red alrededor como portavasos. Literalmente, por falta de un mejor término, vomité mi cultura en esto. Me parece que eso es probablemente lo que me dio una ventaja fuerte. Era más relacionable conmigo.

 

EM: ¿Qué tan importantes son las competiciones de cócteles en esta industria?

D.H .: Hay una ironía en esa pregunta para mí. Cuando empecé en la escena del cóctel, pensé que eran una broma y para un círculo demasiado cerrado. Podría haber sido el caso hace unos 7 a 10 años, pero definitivamente veo lo importante que son ahora. No tendría ganas de hacerlo si no hubieran llegado al nivel en que están. Nos legitiman. Antes sucedía que, si no les decías a tus padres que querías ser abogado, eras repudiado. Si les decías que querías ser bar tender, dirían: “Fuera de aquí. Eso no va a suceder”.

Darnell Holguin, mezclando cócteles en el bar.

Aunque todavía es un concepto nuevo en muchas partes del mundo, ya esta es una posición que es reverenciada. Está volviendo a un círculo completo donde empezó, cuando el bar tender era honrado por su habilidad, porque entendió que va más allá de la bebida singular: es la hospitalidad, son las conexiones que haces con la gente. Esa es una de las cosas que me impulsa en esta industria, proporcionar esa experiencia para los huéspedes, en última instancia, es lo que hace la posición mucho más importante. Siempre digo que se puede alimentar a una familia de 4 por menos de $ 30 en casa, pero eso es un entrante en un restaurante. ¿Por qué gasta ese dinero? Para ganar una experiencia. Así que cuando usted entra como una de las personas que pueden proporcionar esa experiencia, simplemente va a un nivel completamente diferente. Así que las competiciones de cócteles son una cosa necesaria para nuestra industria. Nos legitiman; crean un perfil.

 

Fuente: Edible Manhattan.

 

Previous post
El Bar De La Zona, Cocktail and Drink Festival de la Zona Colonial
Next post
Conoce las recetas de cócteles ganadores en USBG Legacy 2017