HomeNoticiasMensaje en una botella (plástica)

Mensaje en una botella (plástica)

Por: Natalia Fernández Bol y Oscar Cerda

Bávaro, República Dominicana.

Día Nacional de la Limpieza

El pasado sábado 21 de septiembre se ha celebrado en la República Dominicana el Día Nacional de la Limpieza, en el marco del Día Interamericano de la Limpieza y Ciudadanía (DIADESOL), tal y como establece el Decreto Número 233-17.

Se trata de una iniciativa encaminada a solucionar los problemas relacionados con el manejo de los residuos sólidos, de los cuales es responsable tanto el estado dominicano como todos los ciudadanos y empresas que habitan y disfrutan de los recursos naturales, la tierra y el ambiente.

Por ello, a lo largo de esa jornada, varias asociaciones y empresas hoteleras de Punta Cana, Bávaro y Uvero Alto han sumado sus esfuerzos realizando campañas de recogida de residuos en playas y otras zonas naturales, en las cuales han participado cientos de voluntarios y trabajadores. Juntos, han conseguido limpiar varios sectores que encontraron contaminados y que, gracias a sus esfuerzos, ahora se encuentran libres de residuos.

Esta iniciativa es absolutamente necesaria, tanto por el trabajo eficientemente realizado, como por lo importante que es sensibilizar y educar a la población, en especial a jóvenes y niños, de la importancia de vivir de manera ordenada, limpia y sostenible.

Un problema local con consecuencias globales

Una fracción muy importante de la basura que encontramos comúnmente en las playas se corresponde con los plásticos de un solo uso, es decir, artículos que están diseñados para ser desechados después de haber sido utilizados una sola vez.

Desgraciadamente, en las playas y otros espacios naturales podemos observar botellas de plástico para bebidas, tapas de botellas de plástico, envoltorios de comida, fundas de plástico, sorbetes, vasos y empaques tipo foam.

Además de la evidente contaminación visual que esto supone a nuestros ojos y la imagen negativa que ofrecemos al turismo, estos materiales tienen un tiempo de degradación en la naturaleza muy elevado. Hasta que llegan a su desintegración final, los plásticos se van fraccionando en partículas cada vez más pequeñas (microplásticos) que son muy perjudiciales para la salud humana y el funcionamiento de los ecosistemas, según concluyen numerosos estudios recientes.

Las tres erres: Reducir, Reutilizar, Reciclar

Prevenir que los residuos lleguen a ensuciar nuestros paisajes debe ser una prioridad. Aquí, las autoridades tienen un desafío pendiente: faltan lugares de recogida, papeleras, zafacones y puntos limpios en la República Dominicana. Disponer de estos lugares sería un primer paso para facilitarnos la transición hacia una población más consciente. También los poderes públicos han de redoblar sus esfuerzos en educar a la ciudadanía e incentivar los comportamientos amigables con el medio ambiente.

Como personas sensibles a estas cuestiones, debemos seguir la tendencia mundial imperante y dejar de asociar el consumo de artículos de un solo uso con el progreso y la riqueza puesto que, realmente, la cultura de “usar y tirar” no es compatible con el desarrollo sostenible de las comunidades. El desarrollo sostenible es aquel modelo de crecimiento que permite a las personas progresar siempre y cuando no agoten los recursos disponibles para que sus hijos y las siguientes generaciones también puedan desarrollarse en el futuro.

A continuación, exponemos tres conceptos que todos podemos poner en marcha:

Reducir la generación de residuos. ¿Cómo? Muy sencillo: Reduciendo el consumo de envases, fundas, vasos y otros artículos de un solo uso que pueden sencillamente no utilizarse, optando por el uso de fundas reutilizables en nuestras compras o simplemente rechazando vasos de plástico o sorbetes para las bebidas.

Reutilizar aquellos envases que se puedan usar varias veces. Esta práctica suele ir acompañada de importantes ahorros en la economía familiar, por lo cual es doblemente atractiva. Es muy interesante la opción a refill de bebida que se está implementando en los festivales gastronómicos y algunos restaurantes.

Reciclar los residuos que lo permitan. Aprovechar las instalaciones que ya se están implantando en algunas escuelas y plazas locales para depositar allí los residuos de manera que le podamos dar otra vida a ese plástico.

Reciclaje: Hacia la economía circular

Bávaro tiene la suerte de contar con los mejores especialistas en manejo de residuos del país, así que nos pusimos en contacto con Felipe Beltrán, CEO de @ecoservices_do, quienes están desempeñando desde 2010 una labor pionera y única con iniciativas muy interesantes en la línea del reciclaje. “El problema no es el plástico” – Dice Felipe – “El problema es la no recuperación del plástico. Démosle una nueva vida al plástico mediante el reciclaje, entrando en una economía circular”. También advierte sobre algunos tipos de productos como aquellas cantinas confeccionadas con foam térmico o bien los sorbetes, ya que son muy dañinos y no se pueden reciclar. “La idea es primero reducir, luego reutilizar y por último, reciclar”.

El mensaje que nos transmiten es muy positivo: “los plásticos en el sector turístico se están atacando muy directamente y se conseguirán reducir significativamente para el 2020, y eliminar totalmente para el 2025. El compromiso del sector turístico es fuerte porque depende directamente del medio ambiente. Los suplidores de los hoteles tienen que entrar en la misma línea de trabajo que sus clientes, intentar tener menos plástico en sus envoltorios y, poco a poco, eliminar el que no es necesario”.

También están desarrollando proyectos muy importantes desde el punto de vista de la educación, como el Proyecto Tortuga, que lucha directamente contra la contaminación por plástico. Dentro de esta iniciativa, se promueve que todas las empresas en la zona apadrinen una botella recolectora gigante de botellas plásticas, como parte del compromiso con las Naciones Unidas en la lucha por el cambio climático.

Iniciativas locales que marcan la diferencia

A falta de la esperada ley dominicana de residuos, similar a la que ya han desarrollado otros países latinoamericanos, que limitaría el uso de productos como las fundas plásticas, la industria turística está muy comprometida con la reducción de los plásticos de un solo uso. Una gran mayoría de las empresas hoteleras en el área de Bávaro y Punta Cana ya está eliminando los vasos plásticos, los sorbetes o pitillos.

Hablamos con @puntacanafoodiesfest, quienes tienen amplia experiencia organizando festivales gastronómicos a los que acuden más de 2500 personas por cada edición. Ellos detectaron con pesar que durante los eventos se generaban grandes cantidades de residuos no biodegradables, y se propusieron no solo acabar con el problema que esto representa para el medio ambiente, sino aprovechar la ocasión para aportar y educar a las familias que reciben durante los festivales.

“En cada festival vamos minimizando el uso de recipientes no biodegradables, colocando un stand donde pueden adquirir sus vasos de cristal, condicionando igual a los food stands de que utilicen platos y cubiertos biodegradables, con esto estamos guiando y concientizando a todos los asistentes a no usar plástico” – Nos indicaron durante la entrevista, haciendo gala de un gran compromiso ambiental que nos beneficia a todos.

SOS

Como un náufrago, el océano nos está enviando un mensaje muy claro, en forma de botella plástica. ¡Acudamos al rescate!

Previous post
Los frutos del mar y la gastronomía protagonistas de la Fiesta del Mar en Barahona
Next post
25 cosas que no sabías sobre el café.